Preguntas Frecuentes Sobre Enfermedades del Corazón

También conocidas como enfermedades cardiovasculares, son la segunda causa de muerte en México. Sin embargo, estas enfermedades se pueden prevenir, entérate cómo.

Consulta la información, dando un clic sobre el signo +

  • Son todo tipo de enfermedades relacionadas con el corazón o los vasos sanguíneos (en las arterias coronarias y aorta, principalmente), la más frecuente es la cardiopatía isquémica, conocida comúnmente como enfermedad coronaria, la cual ocasiona los infartos.

  • Según las investigaciones, comienzan con un daño interno de las arterias coronarias.

    Varias sustancias dañan a las arterias, entre ellas la nicotina y la glucosa elevada en la sangre y el colesterol, además de la presión elevada. Estos factores propician que las arterias se obstruyan.

  • Los factores de riesgo más importantes son el tabaquismo, la presión arterial elevada, la diabetes mellitus y el colesterol alto en la sangre. Otros factores que contribuyen, son la obesidad y el estrés. Todos se pueden evitar o controlar adecuadamente con una buena dieta y haciendo ejercicio.

  • Cuando las arterias coronarias se obstruyen por el colesterol acumulado dentro de ellas, al músculo cardíaco llega menos sangre y por lo tanto menos oxígeno, a eso se le llama isquemia y a la enfermedad que produce, se le llama angina de pecho.

    Cuando la arteria se obstruye por completo, ocasiona la muerte del músculo, a eso se le conoce como infarto.

    La angina de pecho se manifiesta con dolor, que se siente como una opresión intensa detrás del esternón, con frecuencia se corre hacia el brazo izquierdo, la mandíbula o el cuello. Los esfuerzos físicos o el estrés emocional lo pueden desencadenar. Es frecuente que se acompañe de sudoración fría, deseos de vomitar o defecar y sensación de muerte inminente.

  • El médico evalúa la probabilidad de una enfermedad coronaria con base en los antecedentes clínicos personales y familiares, los factores de riesgo, el examen médico y los resultados de pruebas y procedimientos.

    Las características de los síntomas son fundamentales para un diagnóstico. Ninguna prueba por sí sola puede diagnosticar la enfermedad coronaria. Si el médico cree que sufres esta enfermedad, se apoyará de un electrocardiograma o prueba de esfuerzo para confirmar el diagnóstico.

    Para conocer la gravedad de la obstrucción de las coronarias o del funcionamiento del corazón, es necesario un cateterismo cardíaco y un ultrasonido del corazón (ecocardiograma).

  • Por lo general, el tratamiento de la enfermedad coronaria es igual para hombres y mujeres. Consiste en cambios en el estilo de vida, tomar medicamentos y seguir procedimientos médicos, quirúrgicos y rehabilitación cardiáca, si es necesario.

    Los objetivos del tratamiento son:

    Aliviar los síntomas, disminuir los factores de riesgo para retrasar, detener o dar marcha atrás a los niveles de colesterol dentro de la arteria, así como disminuir el riesgo de que se formen coágulos de sangre, ya que éstos pueden provocar obstrucción de la coronaria y ocasionar un infarto.

    Medicamentos:

    Es posible que necesites medicamentos para tratar la enfermedad coronaria si los cambios en el estilo de vida no son suficientes. Un tratamiento adecuado puede lograr que el corazón trabaje menos y consuma menos oxígeno, disminuir las concentraciones del colesterol, bajar la presión, prevenir la formación de coágulos en la sangre y la aparición de arritmias del corazón.

     

  • Los cambios en tu estilo de vida pueden prevenir o tratar la enfermedad coronaria. En algunas personas estos cambios pueden ser el único tratamiento necesario.

    Algunos consejos para cambiar tu estilo de vida son los siguientes: deja de fumar, consume una alimentación saludable, si tomas bebidas alcohólicas, hazlo con moderación, haz ejercicio, mantén un peso saludable, aprende a controlar el estrés y relajarte y lidiar con los problemas puede mejorar tu salud emocional y física.

    Debes acudir a tu médico si tienes más de 40 años o alguno de los factores de riesgo, antes de que se presente cualquier signo de alarma. Tu médico podrá establecer una dieta y plan de ejercicios adecuados para tu edad, peso y condiciones físicas existentes.

  • Si sufres una enfermedad cardiovascular, puedes tomar medidas para controlar los factores de riesgo y prevenir complicaciones.
    Mediante cambios en tu estilo de vida y atención médica, puedes controlar la enfermedad.

  • Si tienes una enfermedad coronaria, entérate de los signos de alerta del ataque cardíaco.

    • Dolor o molestias en el pecho (presión que causa incomodidad)
    • Opresión
    • Dolor en el centro del pecho que puede ser leve o intenso, el cual generalmente se irradia hacia el brazo izquierdo
    • Sensación de muerte inminente


    Las molestias o el dolor aparecen después de realizar ejercicio como caminar, correr, subir escaleras o practicar ejercicio, también cuando hay una emoción extrema. Disminuye con el reposo o con tranquilizarte, dura unos minutos o desaparece y vuelve a aparecer.

    Otros signos y síntomas pueden ser:

    • Molestias en la parte superior del cuerpo (en un brazo o en ambos, en la espalda, el cuello, la mandíbula o la parte superior del estómago)
    • Sensación de que te falta el aliento, que puede presentarse con molestias en el pecho 
    • Náuseas
    • Vómito
    • Mareo
    • Desmayo o sudor frío repentino
    • Problemas de sueño
    • Agotamiento (cansancio)
    • Falta de energía

    En todos los casos se debe acudir a un médico, el cual hará un diagnóstico y tomará medidas para mejorar al paciente. 

     

26/03/2015 - 13:24